¿Dónde pasan sus vacaciones los banqueros de Wall Street?

Sin categoría

El Wall Street es una de las más amplias redes de negocios en el mundo, a nivel económico son una gran influencia, por eso causa curiosidad saber a donde pasan sus vacaciones estas personas que mueven millones de dólares todos los días. Los trámites bancarios y de la bolsa son el día a día de estas personas.

Whitney Tilson fundador de Kase Capital Management, habla que cada dos años viaja a Kenia a visitar algunos familiares que viven allá. En esta misma fecha, se hace un paseo con varios miembros de la bolsa, a este país, durante dicho paseo suelen disfrutar de safaris. En conjunto pasan horas viajando en el barco, visitando la playa y desconectandose. Cuenta que en uno de los safaris, disfrutaron de visitar un santuario de jirafas, le parece que fue una increíble experiencia alimentar las jirafas  dejar que esta les dieran un beso.

Cuando fue consultado sobre dónde pasan sus vacaciones familiares los banqueros, explicó que en realidad no tienen tantos lujos como parece, por ejemplo el durante sus vacaciones viajó a la playa con su familia, en un lugar bastante remoto del pacífico sur, en una Isla conocida como “Isla de los pinos” aquí disfruto de varios Islotes y relajación, esto lo hizo sentir alejado de todo, lo que fue un verdadera maravilla.  Aquí paso un par de semanas como su esposa e hijos. El muestra que lo que quieren los banqueros al salir de vacaciones, es alejarse de todo y no pensar ni en números, ni en transacciones electrónicas.

Elisha Wiesel, es el responsable de área de información del Goldman Sachs, el habla que su viaje más reciente fue a Israel, durante su estancia el rezo el Kaddish, una oración judía de duelo. Viajo a este lugar porque tiene raíces bien sentadas ahí, así que decidió ir con su familia, duraron 10 días allá y junto a sus hijos conoció la sima de Masana, recogiendo kimquats (un tipo de naranja enana), comiendo falafel, frotando en el mar muerto, conociendo tecnologías de excavación, en fin todo un recorrido cultural, que permitió a sus hijos acercarse a sus raíces.

Wiesel defiende la comida de su país e indica que recuerda con mucho cariño la cara de sus hijos al conectarse con su tierra natal, uno de los recuerdos más gratos fue que su esposa recogiera flores de naranjas y la trajera consigo, el banquero cuenta que se encuentran en la mesa del comedor  llenan toda la casa de olor a naranja. Esto nos hace ver que los banqueros son personas normales, sin muchos lujos, que lo único que desean es una verdadera conexión con su familia.

A diferencia de lo que pensamos al comenzar este artículo, las vacaciones de estas personas no requieren de mucho lujo, por el contrario toman las vacaciones como una oportunidad para desconectarse de él,  conectarse con lo más importante, el amor de la familia. Dedican sus días a entablar mejores relaciones como padre, hijo y esposo, muchos de los miembros del personal le dan a su familia un puesto alto y les dedican sus días libres. Se sabe que durante el año el tiempo no los ayuda, pero que lindo es ver que en vacaciones dedican sus días a su familia.