Rallo Viaggi » Blog Archives

Author Archives: Editor

Paso a paso para realizar un trabajo de culminación de Máster

También conocidos como Trabajo Fin de Máster (TFM) llamados así en EAE mba online opiniones o Trabajo Fin de Grado (TFG), estos deben hacerse de manera original con el fin de obtener una excelente calificación. Dichos trabajos requieren de tres requisitos que son fundamentales, como lo son el tiempo de trabajo, una buena organización y la redacción original en donde se debe estar al tanto del manejo de las normas con el fin de citar de manera correcta los autores. Sin dejar a un lado que se trata de un trabajo de investigación y, por eso hay que investigar pues se trata de un trabajo que supone un gran esfuerzo e implica un largo camino por recorrer, ya que al final merece la pena.

¿En qué consiste un Trabajo Fin de Máster?

De acuerdo a algunas instituciones, El trabajo fin de máster se trata de la realización de manera individual y bajo la supervisión de un tutor del proyecto, memoria o estudio en donde el estudiante tenga la posibilidad de aplicar y desarrollar las competencias y conocimientos que adquirió. Es un trabajo que estará orientado a la aplicación de las competencias generales que se encuentran asociadas con la titulación, de manera que se permita la evaluación de los conocimientos y de las capacidades que se adquirieron.

Seleccionar el tema: Todo dependerá de donde se estudie, pero ´podemos iniciar con la elección del tutor. Para ello, debemos inclinarnos hacia alguien que cuente con verdaderos conocimientos sobre el tema que deseamos tratar, es decir, un profesor con prestigio y con trayectoria, y que además sea consecuente respondiendo los e-mails de la manera más oportuna.

Elección del tema: Las universidades tienden a publicar una lista con los posibles temas a seleccionar, en todo caso se debe tomar en consideración de que si la intención del máster que has realizado es un paso previo y necesario para realizar una tesis doctoral, lo recomendable es hacer un TFM que se relacione con la temática de la tesis. También es importante, acotar el ámbito de estudio, pues si se hace muy general, es inabarcable. Cuando se define el objeto del trabajo de investigación, se debe realizar una búsqueda en repositorios y en bases de datos relacionados con el tema seleccionado para intentar hacer un estudio original y distinto a todo lo que ya se haya publicado sobre el asunto.

Definición de los objetivos: Luego de elegir el objeto de investigación se deben definir los objetivos del trabajo, y estos deben ser concretos, evaluables y relevantes, además de viables. Para hacer los objetivos del TFM debemos realizarnos diversas preguntas sobre lo que se quiere demostrar, hasta dónde se desea llegar o lo que se quiere conseguir, y exactamente eso se convertirá en nuestro objetivo, al que se le debe dar respuesta en las conclusiones.

Planificación y documentación: Una vez que se tiene el tema, debemos planificarnos a fin de que el trabajo no pase a ser eterno y alcanzar a llegar a las fechas que han sido previstas tanto para la entrega del trabajo escrito, como para la defensa oral. buscar bibliografía relacionada y extraer lo más importante sobre el tema. Debemos enfocarnos en buscar antecedentes, normas APA, estudio de bibliografía, y ahora si es el momento de entrar en materia. Realmente, todo este análisis es el que se conforma como el grueso del trabajo y como tal, es lo que más tiempo se lleva.

Análisis de resultados y conclusiones: Culminados los análisis, se desglosan los resultados para redactar las conclusiones, y en las mismas se debe ser claro y conciso. No son válidas las conclusiones a modo de resumen

Redacción y formas: Se recomienda que la redacción se vaya desarrollando poco a poco a medida de que se va avanzando. De este modo se pueden modificar las cosas y también hace posible que el tutor pueda ir corrigiendo paulatinamente.

Published by:

Dónde viajar en marzo – Los mejores viajes para hacer en marzo

Marzo es el mes en el que, poco a poco, te vas olvidando del frío  y comienzas a sentir la primavera. ES un mes perfecto para viajar, en especial los días previos a la semana santa. Consigues buenos precios, clima maravilloso en muchas partes del mundo y te pilla con las arcas saneadas, pues en esta época en el que hemos logrado superar la larga cuesta de enero que se prolonga hasta los primeros días de marzo. Así que bueno, hagamos una buena elección, aquí les recomendamos algunos destinos para adelantar tu primavera, como mínimo, una semana.

Lisboa

Si la conoces y sino has tenido la suerte de conocer la capital portuguesa, es uno de los destinos perfectos para este mes. Siempre conseguirás sorpresas y matices de colores, sensaciones y calor, aunque la visites muchas veces.

Florencia

En Italia. La ciudad perfecta para escaparse a unas vacaciones en marzo, el clima es ideal y en esta época está menos concurrida que en otras temporadas. Sus calles, sus iglesias, sus plazas, sus museos y sus palacios hacen de esta ciudad un museo en todo su esplendor. Es un derroche de encanto y romanticismo.

Petra

En Jordania. Declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, este enclave de Jordania está excavado completamente en las rocas. El conjunto impresiona, por su solemnidad y tamaño. También, al haber sido escenario de numerosas películas, caminando por sus iglesias, museos, santuarios y monasterios podrás sentirte como si fueras el protagonista de alguna de esas películas.

Venecia

En italia a pesar de que en marzo esta ciudad se encuentra en resaca tras su deslumbrante Carnaval, que finaliza a mediados de febrero, ya se respira en ella un aire especial. Es el clima ideal para visitar esta  ciudad y sin dudas la mejor temporada, pues ya no está tan masificada y es más fácil conseguir buenas ofertas para darse una escapada a los puentes y canales.

Madeira

La primavera como nunca te la imaginarías! Con un maravilloso clima templado, sin frío ni calor, su exótica flora hace que cada paraje o cada calle sea un jardín y su variedad de playas hacen de este destino un lugar perfecto para desconectarse. Además destaca por su gastronomía y por la posibilidad de hacer excursiones a lugares de una gran belleza natural.

Paris

En Francia. Siempre París, todo el años, pero también en marzo. Porque es el mes en el que arranca la gran temporada y tras el largo invierno la ciudad del amor recibe al viajero con una oferta mucho más grande, sin importar la temática que estén buscando, cultural, ocio o simplemente disfrute.

Sevilla

En España. Marzo puede que sea el mejor mes para visitar esta ciudad andaluza. Ser testigo de los preparativos de la famosa Semana Santa sevillana y de la feria de abril y disfrutar de su agradable temperatura, de su ambiente, de sus monumentos de maravilloso encanto y valor artístico, en uno de los meses en lo que esta ciudad no podría estar mejor.

Praga

En la República Checa. La Bella y encantadora ciudad de las cien cúpulas ofrece una luz especial en el mes de marzo. El Castillo de Praga y la Catedral de San Vito despliegan sus encantos y se despereza tras haber sido fotografiadas poblados de nieve durante el largo invierno.

Pecs

En Hungría. Cuenta con un clima cálido y mediterráneo, es una ciudad maravillosa para visitar en marzo. Diferentes tonos de verdes, ocres y amarillo inundan la ciudad en las que el neoclásico y el barroco reinan en el ámbito arquitectónico.

Published by: